icon-social-facebook  icon-social-twitter  icon-social-Instagram  icon-social-youtube

5 Métodos diferentes para comenzar a meditar

meditation-1287207_960_720-1

Para los yoguis, la meditación es un estado de consciencia puro. Para llegar a este, hay que concentrarse, pero la meditación es mucho más que eso, pues te ayuda a expandir los estados de consciencia y, por ende, los de la autorrealización. 

Hay maneras diversas de meditar. Así que, es importante que las conozcas todas para que puedas escoger la que va más a la par contigo. 

SONIDOS - Ya sea un sonido, una frase o una afirmación, puedes utilizar un mantra para entrar en meditación. El arte de repetir un mismo sonido constantemente es el que provoca un despertar espiritual. 

Puedes buscar un mantra y cantarlo, o escuchar una grabación que contenga uno. 

IMÁGENES - Esta es una manera excelente para los principiantes. Puedes visualizar imágenes, y adentrarte en sus detalles, puesto que te ayudará a encontrar ese estado meditativo que tanto buscas conseguir.

Hay quienes visualizan elementos de la naturaleza, como una flor o una cascada de un río, mientras que a otros les funciona visualizar los chakras, que son los centros energéticos del cuerpo.

COMTEMPLACIÓN -  Mantener los ojos abiertos o semiabiertos, a la vez que te enfocas en un objeto particular, se llama "drishti". 

Para aplicar esta técnica de meditación, concéntrate en un objeto, ya sea una vela, un florero, una estatua o una imagen de alguna deidad. Luego, permite que tu mirada vaya suavizando poco a poco, hasta que alcances un estado meditativo.

RESPIRACIÓN - Meditar en la respiración es observarlo y reconocer cada sensación que provoca en tu cuerpo. Eso sí, aunque reconozcas lo que provoca la respiración, no te concentras mucho en ella; más bien, la observas. 

Simplemente, permítete estar ahí en cada respiración, sintiendo cada momento. 

SENSACIONES FÍSICAS - La observación debe ser similar a cuando meditas utilizando las respiración como método, aunque este estilo es de los más complejos. La idea es que te enfoques en alguna parte de tu cuerpo y en sus reacciones. Por ejemplo, cómo tus manos sudan o se sienten frías, o la manera en que tu espina dorsal busca mantenerse derecha. Observa lo que sientes, y convierte esto en tu punto focal.

¿Ya meditas? ¡Cuéntanos cómo lo logras!

Comments

Get Our Newsletter



 

 

787.758.1739

info@sadhanahealing.com

 

 

© 2017 Sadhana Healing Arts